Cisteína

Tanto los aminoácidos como las proteínas son esenciales para la vida, como la Cisteína que pertenece al grupo de los aminoácidos no esenciales. Al usar la palabra no esencial no significa que no sea importante para el cuerpo humano. Al contrario es un aminoácido indispensable para el funcionamiento del organismo. Su fórmula química es: C3H7NO2S.

cisteína anioxidantes

Está clasificado como no esencial ya que el cuerpo humano es capaz de producirlo aunque no sea ingerido de ningún alimento. Es decir, el cuerpo es capaz de sintetizarlo por sí mismo. Aunque el cuerpo lo pueda producir, algunas personas lo complementan con la ayuda de una dieta o algún suplemento.

Esto suele pasar en los casos de personas que sufren síndrome de malabsorción o que padecen algunas enfermedades metabólicas. También en situaciones fisiológicas es esencial su consumo como suplemento en bebés y adultos mayores.

La cisteína ayuda a la síntesis de glutatión que es el proceso que ayuda a la desintoxicación del organismo. Además impide la oxidación de las proteínas. Este aminoácido es un excelente aliado para el tratamiento de enfermedades respiratorias.

Ayuda a cuidado de la salud de la piel, el cabello, estimula el sistema inmunológico entre otras cosas.

Funciones de la Cisteína

La Cisteína se metaboliza a partir de la metionina, un aminoácido esencial. La metabolización de la cisteína se produce por dos reacciones distintas. La primera es la transmetilación y la segunda es la transulfuración.

Una vez que pasa por los procesos metabólicos anteriormente indicados, esta crea las condiciones favorables para formar estructuras celulares más rápidamente y de mayor durabilidad. En el sistema inmunológico su principal función es producir en menor tiempo un mayor número de células que defienden nuestro organismo de diversas enfermedades. De esta forma fortalece el sistema inmunológico.

Se ha demostrado que le otorgan un mayor tiempo de vida a las células NK “Natural Killer”. Estas son las células que le dan batalla a las células cancerígenas en el organismo. La cisteína es un aminoácido que contribuye a la reestructuración de elementos.

Entre ellos se encuentran las estructuras de las uñas y el cabello, los cuales pueden percibir grandes beneficios si se consume de manera regular. El tejido muscular también se ve afectado de manera positiva con este aminoácido no esencial.

Después de extensas y fuertes rutinas de entrenamiento donde se provoca la hipertrofia de las fibras musculares, la cisteína contribuye a la regeneración del tejido muscular, acelerando la recuperación. Por estos motivos muchos atletas de alto rendimiento la consumen como parte de su dieta diaria.

Otra función es la de proteger al organismo contra los daños causados por la radiación. Promueve la recuperación de diversos tejidos tras una cirugía o quemaduras. Además, para las personas que desean mantener o disminuir su nivel de grasa corporal, la cisteína ayuda a quemar la grasa.

Actúa como un gran antioxidante, esto hace que se retarde el proceso natural de envejecimiento del organismo. La cisteína es predecesora de otros aminoácidos y diversos nutrientes.

Beneficios de la cisteína

Este aminoácido no esencial actúa como precursor de agentes antioxidantes como el caso del glutatión. Este nutriente es sintetizado en el hígado y la cisteína también ayuda a resguardar las células de reproducciones masivas y descontroladas, como en los casos cancerígenos.

Ayuda a reducir la mutación de las células cancerígenas. También contribuye a mejorar la salud del sistema cardiovascular y del sistema circulatorio. Al igual que el resto de los aminoácidos ayudan a la producción de las proteínas.

La cisteína incrementa la salud hepática lo que contribuye a la expulsión de las toxinas del organismo. Es buena para el cerebro ya que mejora la salud neuronal. La cisteína participa activamente en la quema de grasas acumuladas, lo que la convierte en un buen aliado para la pérdida de peso.

Es un aminoácido muy importante para la formación del pelo, las uñas y los diversos cartílagos.

Comprar Cisteína

Alimentos con cisteína

La cisteína se encuentra básicamente en los alimentos de origen animal, en carnes, huevos, pescado, lácteos y sus derivados, en base a esto podemos afirmar que la cisteína se encuentra en alimentos de alto valor proteico.

Pero se puede encontrar en alimentos de origen vegetal como cereales, legumbres, frutos secos y semillas, algunas verduras como la cebolla, el ajo, pimiento rojo, brócoli y coles de Bruselas.


También te puede interesar: