Prolina

Existen una gran variedad de componentes que ayudan a nuestro organismo a mantener sus funciones vitales. Uno de ellos es la Prolina, un aminoácido no esencial encargado de la producción de colágeno.

prolina colageno

Sin embargo, seguramente aunque hayas escuchado hablar de los aminoácidos, aún no logras entender bien de qué van o de dónde radica su importancia. Es por ello que en el siguiente artículo te ayudaremos a esclarecer tus dudas.

Lo que debes saber sobre la prolina

La prolina es un aminoácido no esencial obtenido por la hidrólisis (destrucción o ruptura) de las proteínas. La misma pueden ser formada a partir del ácido glutámico, y por lo tanto esto le confiere la cualidad de ser un aminoácido no esencial. No esencial quiere decir que el organismo es capaz de sintentizarlo y de esta forma no es necesario aportarlo a través de la alimentación.

La prolina entre otras cosas, forma parte de unas secuencias en las proteínas denominadas PEST. Estas secuencias de aminoácidos ayudan a las enzimas encargadas de la degradación de las proteínas a cumplir sus funciones correctamente.

Las llamadas secuencias PEST también contienen altos niveles de treonina, ácido glutámico y serina. Recordemos que el ácidoglutámico es indispensable para la prolina.

¿Para qué sirve y cuáles son sus funciones?

La prolina está involucrada en la producción del colágeno, la cual es la principal proteína y la más importante del tejido conectivo. Igualmente, se encuentra fuertemente relacionada con la reparación y mantenimiento de los músculos y los huesos. La prolina junto con la glutamina forma parte mayoritaria de la molécula del gluten.

Igualmente, la prolina se ha empezado a utilizar como coadyuvante en el tratamiento de enfermedades articulares debido a su relación intrínseca con la síntesis y producción de colágeno. Dentro de la gama de enfermedades osteoarticulares donde la prolina es utilizada se encuentran: la artritis reumatoide, esguinces leves, lesiones en ligamentos, lumbalgia, tendinitis, luxaciones e incluso en la tortícolis.

Por su relación con el colágeno también se ha empleado su uso en mejorar los tejidos a nivel de la piel, ayudando a reducir considerablemente el efecto del envejecimiento. También mejora el proceso de cicatrización en las heridas y quemaduras, entre otros. Es por ello que actualmente sus usos se están explorando aún más en el campo dermatológico.

Por otro lado, la prolina se ha utilizado en conjunto con la vitamina C y la lisina en los tratamientos de impotencia o frigidez en las mujeres. De esta forma los complementos con prolina también se usan en la terapia para problemas de índole sexual.

En resumen, la prolina puede curar los tejidos conectivos que sufren algún daño, es un compuesto indispensable para los tendones, cartílagos y ligamentos, produce colágeno, evitando el envejecimiento.  Mejora la vida sexual de las parejas ya que se ha demostrado que también aumenta la libido y puede servir de apoyo en el sistema cardiovascular, protegiendo el colágeno de las arterias.

Comprar prolina

¿Dónde la encuentro?

Ahora bien, ¿dónde podemos encontrar la prolina? Principalmente en los alimentos. Se encuentra en alimentos de origen animaltales como: carnes rojas, pescados de carne blanca, lácteos como los quesos y huevos.

También puede encontrarse en vegetales como legumbres, semillas, cereales, frutos secos y alimentos ricos en vitamina C.

Como pudimos ver los aminoácidos tienen gran importancia en nuestro organismo y en este caso, la prolina puede ser un coadyuvante increíble para mejorar nuestro rendimiento y salud.