Tirosina

La tirosina desempeña un papel fundamental en la producción de aminoácidos necesarios para mantener el buen funcionamiento del cerebro. La L-tirosina ayuda a potenciar el rendimiento físico y mental de forma natural, incrementado los niveles de motivación y concentración.

Para que sirve la tirosina en el cuerpo humano

La tirosina es un aminoácido no esencial  y forma parte del grupo de los 20 aminoácidos necesarios para la formación de la proteína. Se clasifica como no esencial porque nuestro organismo es capaz de sintetizarlo por sí mismo, pero para desplegar sus funciones necesita combinarse con la fenilalanina.

Estructura química de la L-Tirosina

La Tirosina proviene del griego ‘tyros’, que significa ‘queso’. El químico alemán Justus von Liebig descubrió este aminoácido en 1846. Dos años más tarde, Warren de la Rue consiguió aislar la tirosina durante una investigación sobre la composición del insecto cochinilla. Finalmente, Emil Erlenmeyer y Lipp lograron la síntesis de este aminoácido al tratar la p-aminofenilalanina con ácido nitroso.

Los isómeros ópticos de la tirosina sintética se separaron posteriormente por Emil Fischer mediante la cristalización de las sales de brucina o de cinconina de benzoiltrosina.

estructura química tirosina

Identificadores

Nombre IUPAC: ácido (2S)-2-Amino-3-(4-hydroxyphenyl)propanoic
Símbolo: Tyr. – Y
Peso molecular (Masa molar): 181.18854 g/mol
Fórmula molecular: C9H11NO3
Número CAS: 60-18-4
Número MDL: MFCD00002606
Punto de fusión: 390 °C
Solubilidad en agua: 0.45 g/L (25 °C); pKa – 2,20; pKb – 9,11
Otros nombres: 3-(4-Hydroxyphenyl)-L-alanine, ácido (S)-alpha-Amino-4-

¿Para qué sirve la Tirosina?

En términos generales, la Tirosina actúa como precursor de  neurotransmisores favoreciendo un incremento de los niveles de neurotransmisores en el plasma, especialmente la dopamina y la noradrenalina.

La tirosina sirve de base en diversos procesos del organismo, interviniendo como precursor en la formación de diversas hormonas provocando efectos indirectos pero muy contundentes sobre el bienestar, motivación y vitalidad.

En concreto, la L-tirosina actúa en la síntesis de las catecolaminas, un grupo de neutrotransmisores formados por la adrenalina, noradrenalina y la dopamina. Este grupo actúa en el sistema nervioso central y ayudan a aumentar el rendimiento físico y mental.

La dopamina también interviene en la regulación de los estado de ánimo y, por lo tanto, se usa ampliamente para tratar la depresión leve e incluso estimular el deseo sexual. Según los numerosos estudios que se llevaron a cabo en todo el mundo, este aminoácido es eficaz para aliviar el estrés y la ansiedad y, en general, potenciar la claridad mental.

La tirosina también participa en la síntesis de la encefalinas, que proporcionan efectos de alivio del dolor en el cuerpo. Los compuestos mencionados anteriormente son muy importantes en términos de salud cerebral, ya que son responsables de transmitir los impulsos nerviosos y prevenir condiciones como la depresión.

En definitiva la L-tirosina es esencial para la producción de una serie de hormonas muy importantes y es clave en la regulación del metabolismo, la salud mental, la salud de la piel y crecimiento. Este aminoácido ayuda a reducir el estrés, mejora el estado de alerta mental y el estado de ánimo, e incluso actúa como un supresor del apetito, por eso es conocido por reducir el contenido de grasa corporal, por ayudar a producir pigmentos en la piel y el cabello y por influir positivamente en la glándula de la tiroides, la hipófisis y la suprarrenal.

 

 

Tirosina

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar